Foto: Consuelo Rivero (izquierda) junto a su compañera en el Sena, Pando-Bolivia

Interaprendizaje lanza el curso virtual Gobernanza ambiental en la Amazonía Evaluación, análisis y perspectivas de casos en Bolivia, Brasil, Colombia y Perú. El curso inicia el 26 de julio y concluirá el 1 de octubre.

Este curso fue diseñado por el Grupo de Trabajo “Evaluando la gobernanza ambiental en la Amazonía”- (AEGA), articulado al programa de Conservación y Desarrollo Tropical (TCD) y el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Florida, con el apoyo de OXFAM y el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS).

Interaprendizaje conversó con Andrea Baudoin Farah, co-coordinadora del curso, para comprender cómo está conceptualizada esta propuesta formativa.

¿Qué propone este curso virtual?

El curso propone un marco de evaluación de la gobernanza ambiental desde su comprensión como un proceso a través del cual se toman decisiones sobre el uso y acceso a recursos naturales. El marco de evaluación busca entender cuáles son los elementos que hacen más o menos efectiva a la gobernanza, específicamente en el contexto de la Amazonía.

Esto es importante porque mucho de la degradación ambiental y de los conflictos socioambientales provienen de deficiencias en estos procesos, aunque no exclusivamente. La gobernanza mira por ejemplo qué actores participan en la toma de decisiones sobre recursos naturales, cómo participan, si esta participación se hace en condiciones de simetría o de asimetría, si quiénes participan tienen suficiente información o cuáles son los distintos roles de los actores en estos procesos.

En el curso se trata de entender mejor dónde están los cuellos de botella y dónde se puede actuar, por lo menos en términos de instituciones formales e informales, desde el fortalecimiento de las capacidades de los actores para la toma de decisiones y su participación.

¿Cuál es contexto que comparten los países amazónicos desde la perspectiva de la gobernanza?

Los países amazónicos comparten problemas con relación a la gobernanza. Estos problemas tienen que ver con su riqueza en recursos naturales que los hacen objeto de muchos intereses que no necesariamente son compatibles respecto al uso y aprovechamiento de sus recursos. Los países amazónicos también comparten el hecho de tener zonas de frontera, en las que los derechos no están claramente definidos. Además, la Amazonía, es un sistema socioecológico  complejo, diverso natural y culturalmente y sensible a los cambios. Abarca además procesos transfronterizos por su gran tamaño y tiene relevancia mundial.

¿Cuál es el equipo docente del curso?

Foto: Grupo de Trabajo “Evaluando la gobernanza ambiental en la Amazonía”- (AEGA)

El curso tendrá como docentes a PhD(c). Pilar Morales, PhD. Andrea Baudoin, PhD(c). Marliz Arteaga, PhD(c). Sinomar Ferreira da Fonseca y PhD. Angélica García. Somos un equipo interdisciplinario, hemos trabajado no sólo en investigación en la academia sino también con organizaciones de base en nuestros países de origen, Bolivia, Brasil, Perú y Colombia. Este Grupo de Trabajo se ha articulado para entender mejor la gobernanza ambiental en la Amazonía y forma parte del Programa de Desarrollo y Conservación Tropical de la Universidad de Florida que tiene décadas de historia de trabajo en la región. Este Programa trabaja desde una perspectiva de investigación- acción, muy cercano a los actores y que pone la investigación al servicio del bienestar humano y la conservación.

Las postulaciones a este curso estarán abiertas hasta el 19 de julio. Para realizar tu postulación puedes ingresar a: https://interaprendizaje.ipdrs.org/inscripcion-gobernanza-ambiental-amazonia

 

 

Esta semana inició el curso virtual “Apicultura en el bosque chaqueño, manejo productivo, comercialización y fortalecimiento institucional” con la participación de 59 personas, 27 productoras, 32 productores de 6 asociaciones apícolas del Chaco. Lo interesante es que, en esta semana, justamente el 20 de mayo, se recuerda el Día Mundial de las Abejas.

El curso busca desarrollar herramientas teóricas y prácticas sobre el manejo productivo apícola, comercialización y fortalecimiento institucional a las asociaciones apícolas de la región del Chaco Boliviano. Se desarrollará del 18 de mayo al 3 de junio del 2021 en sesiones virtuales sincronizadas y contará con la acreditación de Universidad Indígena de Bolivia Apiaguaiki Tüpa. Los cinco mejores promedios del curso serán premiados con un viaje al “Criadero Apícola Ernesto Amador” de San Ignacio de Velasco de la bióloga, apicultora y docente de este curso, Magda Lozano.

En esta primera semana se habló de la importancia del espacio, de contar con apiarios ergonómicamente adecuados para el trabajo apícola productivo. Un primer ejercicio fue que cada apicultor o apicultora dibuje su plano de su apiario. Este trabajo permitió recoger la importancia de las lagunas, pozos, quebradas y el bosque y serán estudiados en una sesión de devoluciones, de acuerdo a Clelia Palacios, organizadora del curso y técnico del IPDRS.

Como afirma la ONU, y es propio recordarlo en este Día Mundial de las Abejas, “el 75% de los cultivos alimenticios del mundo dependen de la polinización, sin las abejas no tendríamos alimentos nutritivos; las abejas y otros polinizadores están en peligro, principalmente, por la expansión de la agricultura intensiva, de los monocultivos, del uso de pesticidas (insecticidas, herbicidas y fungicidas) y por el cambio climático”. Por esta razón, la apicultura en los territorios del Chaco diversifica la economía y la conservación del bosque chaqueño y cualquier espacio de formación sobre apicultura es pertinente.

Este curso está siendo organizado por iniciativa de la Asociación de Apicultores del Municipio de Macharetí - AAPIMMACH, el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica – IPDRS, con el apoyo de la Cooperación Suiza en Bolivia (COSUDE) y Solidar Suiza.

2020 se acaba. Asistimos a una nueva etapa donde el territorio digital “gobierna” parte de nuestras vidas en el día a día en un tiempo de incertidumbre que no cuenta con referentes donde mirarse.

Conformadas como un proceso formativo desde mayo de 2015, más de 1.200 personas han participado de nuestra comunidad en diversos países a lo largo y ancho de América Latina. Con una revisión permanente de estructuras pedagógicas, entornos virtuales y herramientas digitales somos conscientes de que el pensamiento comparado junto al posicionamiento de contenidos de calidad, nos diferencian positivamente en un entorno virtual con cada vez más  iniciativas y propuestas nuevas. 

 

 

A lo largo de este año, IPDRS Interaprendizaje ha impartido cinco formaciones virtuales: un taller sobre evaluación y medición de efectos e impactos de la Agroecología; un foro sobre avances y obstáculos para la ratificación de la Declaración de las Nacionales Unidas sobre los Derechos de los Campesinos; un curso virtual sobre Derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales en Sudamérica; un foro sobre apicultura para el desarrollo territorial y la protección del bosque en la región del Chaco boliviano y sudamericano; y el curso sobre determinaciones de costos y experiencias de mercados en Bolivia.

Se ha partido de un contexto normativo internacional de la Declaración para abordar los aspectos estratégicos y compartir los avances y seguimiento de los Derechos Campesinos en los distintos países de la región. Como tarea final del curso, aprendimos sobre la utilidad y aplicación de unos indicadores de medición propios adaptados a cada territorio. Los conversatorios realizados consiguieron amenizar la participación e interacción con temáticas como: la Soberanía Tecnológica; mujeres rurales, violencia y resistencias; realidad del cono sur frente a la Declaración; y un taller final sobre exposiciones de indicadores de medición.

Contando con un sin fin de intercambios de saberes y experiencias con una suerte de internacionalismo, el curso virtual sobre Derechos Campesinos, que finalizó este mes de diciembre, ha sido un hito. Por primera vez, 15 países en América Latina y Europa participaron de una formación autoguiada en el campo virtual de Sudamérica Rural - IPDRS. La incorporación de actividades de gamificación, foros y autoevaluaciones de contenidos ha permitido que cada estudiante compruebe de primera mano sus avances en el curso.

Seguimos creciendo como comunidad virtual y queremos continuar acompañando a nuestros públicos habituales (docentes, investigadores, trabajadores de ONGs y servidores públicos, estudiantes y productores) siempre teniendo presente a los grupos de base campesina como actores de transformación en el campo. 

Retos, tenemos muchos. Reducir la brecha digital entre el campo y ciudad se convierte en una prioridad ante el nuevo escenario de la nueva formación en clave digital del presente y futuro para los territorios.

 “Lo que aprendí en el curso sobre la base de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Campesinos y de Otras personas que Trabajan en las Zonas Rurales, tiene un amplio espectro que involucra la vida de todos los que vivimos en zonas rurales del continente, por lo que será una guía para el vivir diario entiendo en cuenta nuestros derechos”, participante del curso de Derechos Campesinos.

 

Dos mujeres rurales participaron del conversatorio online que, desde Sudamérica Rural – IPDRS, organizamos el pasado martes 24 de noviembre en el marco del día 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Nuestro curso virtual sobre Derechos Campesinos está a punto de terminar y no queríamos dejar de tener la oportunidad de poner en el debate un tema tan importante e invisibilizado e invisible en las zonas rurales.

                     

 

La solidaridad en intercambio entre el campo y la ciudad.

Dora María Chamorro González, colombiana, Directora de Ecofeminisarte CultiPaz, dinamizadora de la experiencia social de mercados agroecológicos campesinos de Comuna en Cali, es una mujer activista y feminista que hace parte del movimiento social de mujeres a nivel local, regional, nacional e internacional.

Diez años de proceso político con mujeres en su ciudad le llevó a crear una red para trabajar los temas económicos de las mujeres rurales. “Nos toca aprender a conocer las distintas simulaciones de las mujeres”, comenta risueña y concisa.

Algunos de los impedimentos principales que Dora observa en la relación campo – ciudad reside en dos elementos: la comunicación y la conectividad (el transporte). Para Dora, la figura del intermediario debería dejar de existir. Con la creación de una organización llamada CROA, un equipo de trabajo se configuró junto a un estudio de investigación pensando modos de comercialización propia para romper con el intermediario.

La propuesta se llevó a cabo en Cali (Colombia), con la defensa de los derechos de las mujeres como bandera; los derechos que tejen una lucha desde hace siglos. Ellas son las que cultivan los saberes tradicionales desde una dimensión política plasmada en los Consejos Rurales donde pueden alzar la voz. Lo innovador de la iniciativa se reconoce en el mismo momento que la Agroecología se posiciona en la ciudad, se crean unos mercados comunitarios desde el arte expandiéndose a 14 lugares de la ciudad.

Para Dora, la relación campo ciudad se configura como un “espacio donde nos liberamos todas de muchas cosas”; en definitiva, un aprendizaje de los valores de la vida en el campo transitando hacia un mundo distinto donde el campesinado no está asociado a la miseria ni a la lástima, sino desde una mirada más amplia.

Las luchas desde el territorio: el cuerpo como territorio

Adriana Mezadri es campesina, militante del Movimiento de Mujeres Campesinas, licenciada en Educación y Ciencias de la Naturaleza y perteneciente a la coordinación de la Articulación de Mujeres en Sudamérica en CLOC/ la Vía campesina.

En el centro de la reflexión compartida, identifica la existencia de la violencia patrimonial y de cómo las mujeres producen los alimentos pero, sin embargo, los recursos van al hombre; en el caso de las herencias las mujeres no tienen acceso al uso de dichos recursos. Teniendo en cuenta otro tipo de violencias como la doméstica y la física, se insiste en la forma en que ya vienen naturalizadas este tipo de violencias. Para Adriana, el poder de la organización en la lucha por el territorio con una producción sostenible de alimentos respetando los derechos básicos de las mujeres permitirá una vida sin violencia.

Como retos centrales, la compañera brasileña, reflexiona en cómo romper el silencio de diferentes formas de violencia contribuirá a la creación de una solidaridad de las campesinas con las mujeres trabajadoras de la ciudad.

Si quieren ver el conversatorio, pueden consultar nuestra página de facebook y compartir todas las veces que deseen.

La Declaración de los Derechos Campesinos, la violencia y resistencias de las mujeres en el campo: https://www.facebook.com/IPDRS/videos/2841307089526994

CONTÁCTATE CON NOSOTROS
IPDRS
CIDES
Tomás Frías
UPEA
UMSA
Bolivia Rural
ICCO
BROT
MRxT

CONTACTO

Av. 20 de octubre Nº 2396, casi esq. Belisario
Salinas | Edif. María Haydee, piso 12 * Sopocachi
Telf. 591-2-2115952, int. 108
casilla 9052
interaprendizaje@ipdrs.org
La Paz - Bolivia

SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

(+591) 77548376
Diseñado por Bolivia Rural 2021 Campo Virtual por la Tierra y el Desarrollo - Interaprendizaje